¿SEGURO VS COMPLIANCE PENAL?

​Tanto por la prensa como por consultas que nos llegan de empresarios, somos conocedores del hecho de que éstos se plantean si no sería posible asegurar la contingencia de una condena penal en su empresa con su compañía de seguros tradicional y así ahorrarse los temidos esfuerzos de implementar un programa de prevención de delitos con todos sus elementos, compliance officer incluido.

Para que ese seguro fuese completo, debería incluir la posibilidad de asegurar el impacto económico de la pena principal (pérdida de bonificaciones fiscales o de Seguridad Social, saldos fiscales, ayudas públicas y contratos públicos), la multa y la indemnización por daños y perjuicios.

La realidad es que es difícilmente se encontrará un seguro con estas coberturas, pues las pólizas de responsabilidad civil suscritas por las empresas están limitadas a los riesgos del negocio y no cubren la responsabilidad penal corporativa,  además de que el precio de la prima se dispararía mucho más allá de los costes de tener implementado el programa de compliance penal.

Otra dificultad que encontraríamos sería la de que, aun existiendo, sólo cubriría los delitos cometidos por los empleados, ya que para que se condene a la empresa por un delito cometido por el administrador o directivo, éste ha de haber eludido fraudulentamente el sistema de prevención de delitos, lo cual llevaría a la apreciación de dolo en su conducta, e inmediatamente el seguro dejaría de cubrir esa contingencia.

Sea como fuere, la aseguradora exigiría tener implementado este sistema de prevención de delitos como requisito para asegurar, por lo que al final no evitaría el propósito de la empresa de “saltarse” la incorporación del mismo.

NATALIA CANO BERNAL

https://es.linkedin.com/in/nataliacano1

 

 

Comments are closed.