FASE I ¿CÓMO SE PRIORIZAN LOS RIESGOS PENALES?

Comentábamos en el post anterior que en la primera fase de un programa de Compliance Penal hay que priorizar los riesgos penales.

La herramienta para ello es el Mapa de Riesgos, que incluirá los riesgos penales de la empresa clasificados según su criticidad, de acuerdo con escalas de valoración.

Para incluir en un grado u otro de la escala de valoración dichos riesgos, habrá que disponer de un histórico de riesgos a modo de inventario donde se incluirán las demandas, sentencias, o reclamaciones extrajudiciales que existieron con anterioridad.

Los riesgos pueden clasificarse en riesgos propios de la actividad o servicio que se preste (como los relacionados con los que afectan al medioambiente) o riesgos comunes a todas las corporaciones (como los relativos al blanqueo de capitales).

Para que no se nos escape ninguno y hacer una identificación completa han de ponerse en relación con las secciones, departamentos, sucursales, etc que conformen la empresa, debiéndose analizar también los ámbitos relacionados con su órgano de Dirección y Administración, es decir, con las personas con capacidad de actuación en nombre de la empresa.

Puesto que esto debe hacerse con el Código Penal en la mano, es imprescindible que quien forme parte de este equipo de redacción del Mapa de Riesgos sea una o varias personas con conocimientos jurídicos, si bien deberá tener la colaboración de trabajadores y directivos que conozcan el funcionamiento de la empresa para hacer un Mapa de Riesgos completo.

NATALIA CANO BERNAL

https://es.linkedin.com/in/nataliacano1

Comments are closed.