ALGUNAS HERRAMIENTAS EXTERNAS PARA PROGRAMAS DE COMPLIANCE

Evitar la corrupción política, en el ámbito público, y luchar contra el fraude, en el ámbito privado son las dos caras de una misma moneda. La solución a ambos problemas -graves y desgraciadamente bastante extendidos en nuestro tejido social- es la misma: prevenir su aparición. Pero la pregunta es, ¿cómo hacerlo?

Las herramientas a disposición de las empresas y sus responsables de cumplimiento abarcan muchos controles de los que ya disponen las empresas como las Auditoría internas, las revisión de la dirección, el control de gestión,… pero en la práctica se ha demostrado que estos no son los medios más eficaces a la hora de detectar situaciones en el seno de la compañía.

Los canales de denuncia aportan hasta el 40% de los indicios necesarios para prevenir irregularidades frente al 14% que aportan las Auditorías Internas o el 3% de las auditorías externas

Por su rápida y fácil puesta en marcha, el mejor método para gestionar los riesgos relacionados con los comportamientos poco éticos o inadecuados de los integrantes de una organización, ya sea ésta pública o privada, son los canales de denuncia, también llamados líneas éticas” así lo creo desde mi experiencia como, presidenta de ACFE en España (la mayor y más prestigiosa asociación mundial de lucha contra el fraude) y manager director de la consultora GAT Intelligence.

El canal de ética es un canal de comunicación, complementario a los controles internos y que gestionado externamente asegura la confidencialidad e integridad de la información que la empresa recibe de sus empleados, proveedores, clientes y accionistas.

La externalización de la recepción de denuncias a través de i2Ethics, empresa especializada e independiente, puede garantizar que los datos de los denunciantes y denunciados no son diseminados o conocidos por personas que no deban conocerlos. Al mismo tiempo es una garantía contra las represalias hacia los denunciantes.

La contratación del servicio de recogida de denuncias externo, obliga a la empresa a organizarse internamente, separando los responsables de ética, cumplimiento o responsabilidad de otros departamentos como recursos humanos o contabilidad. Responsables que están obligados al cumplimiento de los deberes de confidencialidad que exige la LOPD.

Otra herramienta útil a toda la organización no sólo a los responsables de cumplimiento son las verificaciones de curriculum. Estos servicios son un primer filtro para que todas aquellas empresas que quieren formar parte de nuestra empresa. Nuestra experiencia indica que el 38% de los curriculum que presentan los candidatos a un puesto de trabajo contienen mentiras, información falsa sobre sus estudios, los puestos de trabajo que ocuparon, sus responsabilidades, e incluso llegando a inventarse empresa que no existen.

La verificación de curriculum da a la empresa la oportunidad de seleccionar sólo a aquellas personas que se presentan de buena fe y que realmente tienen las cualificaciones necesarias para los puestos que se requieren.

Si bien el fraude no se puede eliminar estructuralmente, sus efectos pueden reducirse al mínimo mediante acciones preventivas. “En este caso cobra especial relevancia aquello de que es mejor prevenir que curar, ya que el fraude o la corrupción pueden prevenirse y, además, sale mucho más barato evitar su ocurrencia que hacer frente a sus consecuencias”

Gertrudis Alarcón.

Comments are closed.